10 formas para que hagas tu trabajo a tiempo

el tiempo es relativo

Hay dos tipos de tiempo: el tiempo del reloj y el tiempo real. En el tiempo del reloj, hay 60 segundos en un minuto, 60 minutos en una hora, 24 horas en un día y 365 días en un año. Todo el tiempo pasa igual. Cuando alguien cumple 50 años, son exactamente 50 años de edad, ni más ni menos.

En el tiempo real, todo el tiempo es relativo. El tiempo vuela o se para de acuerdo a lo que estés haciendo. Dos horas en el departamento de vehículos pueden sentirse como si fueran 12 años. Y sin embargo, nuestros hijos de 12 años, pareciera como si hubiera crecido en sólo dos horas.

La buena noticia es que el tiempo real es mental. Existe entre tus orejas. Tú lo creas. Cualquier cosa que crees, lo puedes manejar. Es hora de eliminar cualquier auto-sabotaje o auto-limitación que tengas a tu alrededor de “no tengo suficiente tiempo” o de que hoy no es “el momento adecuado” para iniciar un negocio o manejar tu negocio actual apropiadamente.

Sólo hay tres maneras de gastar el tiempo:

  • pensando,
  • conversando y
  • actuando.

Independientemente del tipo de negocio que poseas, tu trabajo estará compuesto por estos tres ítems.

Como emprendedor, es posible que a menudo te interrumpan o te tiren en direcciones diferentes. Aunque no puedas eliminar las interrupciones, puedes decir cuanto tiempo gastarás en ellos y cuánto tiempo gastarás en los pensamientos, conversaciones y acciones que te llevarán al éxito.

Práctica las siguientes técnicas para convertirte en el amo de tu tiempo:

  1. Llevar un calendario y registro de todos tus pensamientos, conversaciones y actividades durante una semana. Esto te ayudará a entender lo mucho que puedes hacer durante el curso de un día y donde tus momentos preciosos van. Verás cuánto tiempo gastas realmente produciendo resultados y cuánto tiempo pierdes en pensamientos, conversaciones y acciones improductivas.
  2. Cualquier actividad o conversación que sea importante para lograr tu éxito debe tener un tiempo asignado. Las listas de tareas se hacen más y más largas en el momento en el estás son impracticables. Anota tus citas. Programa las citas que tengas contigo mismo y crear bloques de tiempo para los pensamientos, conversaciones y acciones de alta prioridad. Programa el momento en que comenzarán y terminarán. Ten la disciplina de cumplir estas citas.
  3. Planea pasar al menos 50 por ciento de tu tiempo dedicado a los pensamientos, las actividades y las conversaciones que produzcan la mayor parte de tus resultados.
  4. Programa tiempo para las interrupciones. Planifica el tiempo en el que puedes se apartado de lo que estás haciendo. Tomemos, por ejemplo, el concepto de tener “horas de oficina.” ¿No son las “horas de oficina” otra manera de decir “interrupciones planificadas?”
  5. Toma los primeros 30 minutos del día para planificar tu día. No empiece tu día hasta que tengas planificado como gastarás tu tiempo. El momento más importante de tu día es el momento en el que programaste para programar tu tiempo.
  6. Toma cinco minutos antes de cada llamada o tarea para decidir qué resultados deseas lograr. Esto te ayudará a saber como se ve el éxito antes de empezar. Y también toma cinco minutos luego de cada llamada o actividad para determinar si lograste el resultado deseado. Si no, ¿Qué te faltó? ¿Cómo pondrás lo que te faltó en tu próxima llamada o actividad?
  7.  Pon una señal de  “No molestar”, cuando sea absolutamente necesario terminar tu trabajo.
  8. Práctica no contestar el teléfono sólo porque esté sonando y ver tus e-mails sólo porque aparezcan. Desconecta los mensajes instantáneos. No le des a la gente tu atención al instante a menos que sea absolutamente esencial para tu negocio ofrecer una respuesta humana inmediata. En lugar de eso, programa una hora para responder los e-mails y las llamadas telefónicas.
  9. Bloquea las otras distracciones como Facebook u otras redes sociales a menos que sean esenciales para tu negocio.
  10. Recuerda que es imposible hacerlo todo. También recuerda que hay muchas posibilidades de que el 20 por ciento de tus pensamientos, conversaciones y actividades produzcan el 80 por ciento de tus resultados.

Fuente | Entrepreneur

5 cosas que no debe hacer un lider de proyecto

Últimamente he estado participando en varios proyectos (no en mi empleo actual, si no de forma independiente…), mi tarea no ha sido ser el líder, pero en estos últimos he desarrollado una experiencia con la cual me atrevo a listar las 5 cosas que un líder jamás por nada del mundo debiera hacer.

  1. decirle a su equipo de trabajo que el puede realizar X tarea y posteriormente salir con “que siempre no se hacerlo” atrasando todo el proyecto
  2. criticar que el trabajo esta mal hecho, recuerda no solo es criticar por criticar hay que saber porque no esta bien lo que se esta haciendo y saber identificar los problemas antes de que ocurran
  3. pensar que solo tu puedes hacer las cosas bien, cuando trabajas en equipo, el equipo es quien saca adelante un proyecto. Si crees que nadie hará las cosas mejor que tu, puedes empezar a trabajar como freelance y creeme nadie te molestara.
  4. En los Correos electrónicos que mandes con tu equipo ponerle copia a tu cliente. Él que necesidad tiene de estarás enterando de todo lo que pasa en tu empresa?
  5. no tener mente abierta para ver los cambios y mejoras que pudieran haber. Recuerda, una cosa es la planeación y otra la ejecución de un proyecto, es aquí cuando se pueden identificar mejoras y problemas. Es el punto donde debemos estar mas pendiente de lo que esta ocurriendo.

Así que si estas por dirigir un proyecto, no olvides tomar encuenta lo que te mencione y sobre todo durante toda la duración de tu proyecto, mantén una mente abierta y mucha agilidad mental para identificar errores y problemas antes de que ocurran.

Recuerda que el trabajo en equipo es el mejor, porque es cuando mejor pueden salir las cosas.

Espero tus comentarios