Skip to main content

¿Qué es considerado un espacio de trabajo “normal” en las empresas?

A medida que la Generación Z entra a formar parte de la fuerza laboral junto a Baby Boomers, Generación X y Millennials, existen varios significados para espacio de trabajo “normal” cuando se trata tanto de tecnologías colaborativas como de espacios de trabajo. Mientras que algunos trabajadores están acostumbrados a las estaciones de trabajo compartidas y desean “ganar” esa oficina tan codiciada de la esquina, espaciosa y con vista, las nuevas generaciones optan por los estilos más abiertos, las cafeterías e inclusive trabajar desde el hogar. ¡Obtienen extra bono los sillones esquineros y las estaciones para una siesta!

Estas diferencias entre preferencias y expectativas de las múltiples generaciones que trabajan lado a lado requieren una nueva flexibilidad en los entornos de trabajo y las instalaciones para asegurar un negocio conectado.

Conociendo a tu público

Para dar cabida a estas múltiples generaciones en la oficina del futuro, es importante conocer primero cómo está compuesta su fuerza de trabajo y entender sus datos demográficos. Si se trata de un start up de tecnología con edades en promedio de 28 años, las expectativas en el lugar de trabajo y las preferencias de tecnología serán muy diferentes a las de un estudio de abogados de 100 años de antigüedad con una edad promedio de 41 años. Usted tiene que conocer a las generaciones que integran su empresa y planificar en consecuencia. Eso puede significar tener salas de conferencia tradicionales disponibles junto a los escritorios de pie y asientos en el piso.

También es importante establecer expectativas realistas. Los cambios drásticos no ocurren rápidamente. A veces hay que dar pequeños pasos. No necesariamente se puede ir directamente de las oficinas y estaciones de trabajo tradicionales a las paredes con juegos y pasar a sentarse en un banco sin causar alboroto. Es un proceso que toma tiempo, y es por ello que primero hay que visualizar este espacio a futuro y luego armar un plan para llegar a esta meta.

Un desafío cuando se trata de la planificación flexible en el lugar de trabajo es que, en muchas empresas, la alta dirección y los responsables de la toma de decisiones en el lugar de trabajo tienen una visión diferente del lugar de trabajo del futuro. Tal vez provienen de una generación en la que era común que todos estuvieran en la oficina cinco días a la semana, leyeran las noticias del periódico y utilizasen muy poca tecnología. Pero el mundo está cambiando. Los graduados de la universidad leen noticias en sus teléfonos inteligentes y las tabletas, y no sienten la necesidad de hablar con nadie cara a cara. La colaboración remota en línea a través de mensajería instantánea y mensajería de texto es una segunda naturaleza. Y cuando hacen una llamada telefónica, es normal para ellos poder ver a la persona en el otro extremo a través de video. Es importante ser consciente de estas diferencias y conectar los puntos entre estas dos visiones diferentes de “normal” para que ambas generaciones puedan ser productivas y sentirse cómodas en nuevos entornos laborales.

Una oportunidad para invertir en el activo más importante: sus empleados

Con el desafío también viene la oportunidad. El costo número uno para una empresa es la gente. El costo número dos fue tradicionalmente bienes raíces, pero en los últimos años ha cambiado. Con una fuerza de trabajo remota cada vez mayor y más oficinas que ofrecen puestos de trabajo con un estilo abierto que a su vez ocupan menos espacio, las necesidades de bienes raíces se están reduciendo considerablemente. El dinero ahorrado en inmuebles puede ser reinvertido en los empleados. Por ejemplo, en lugar de gastar el dinero en estaciones de trabajo para todos, en la actualidad se tiende a proporcionar a los empleados equipos adicionales para que puedan hacer su trabajo más eficazmente y ser más productivos. Eso puede significar dar a cada empleado tres monitores de computadora, algo que habría sido inaudito hace años. Pero la realidad es que invertir en los empleados para mejorar la colaboración digital es algo que puede ser apreciado por cualquier persona, ¡independientemente de la generación!

Cuando se trata de ello, si desea revolucionar el espacio laboral primero necesita conocer a su fuerza de trabajo y conocer sus objetivos de colaboración. Conozca lo que hace que los empleados sean productivos y realice cambios en consecuencia. Puede que tenga que pasar por un poco de prueba y error para hacerlo bien, pero mantenga su mirada en la meta y la alcanzará.

¡Dejános un comentario!

Carlosnuel

Ing. En computación y WebDeveloper de profesión. Empresario y blogger de vocación, Libre y diferente por convicción. + de mi en xataka.com.mx y solucionesim.net/blog