Skip to main content
dolor-de-cabeza-y-mareo

Aprende a prevenir un ataque cerebral

dolor-de-cabeza-y-mareo

El Centro Hospitalario de Estudiantes de la Universidad de Toronto ha publicado un video en YouTube que muestra como un paciente puede vivir un ataque cerebral, con la finalidad de prevenirlo y disminuir los daños que puede causar este mal.

La hipertensión, diabetes, colesterol alto, una vida sedentaria, fumar, consumo de alcohol en exceso, obesidad y enfermedades cardíacas podrían desencadenar un un ataque cerebrovascular.

Según estudios los hombres podemos ser más propensos a vivirlos, aunque ocurren practicamente a cualquier edad, tanto en hombres y mujeres se ha encontrado ue después de los 40 años las probabilidades se incrementan.

El caso de Stacey Yepes de 49 años fue difundido gracias a que se grabo a si misma cuando sufría un Ataque cerebral, donde ella sintió de repente se le adormecia el lado izquierdo de su cuerpo. Todo esto a causa del estrés de la vida actual y que no había logrado dormir bien durante algunos días.

“Es verdad que no había dormido bien los últimos día; tengo un trabajo estresante, pero estaba bastante segura de que los síntomas que había experimentado se debían a un accidente cerebrovascular (AVC)”

Después de ser dada de alta del hospital, mientras conducía de regreso a su casa, sintió que volvía aquella extraña sensación de entumecimiento. Entonces detuvo el auto sacó  su smartphone y se filmó a sí misma para mostrar el video a algún médico.

Sintomas de un ataque cerebral

sintomas ataque cerebral

Por lo tanto, si observas uno o más de estos signos llama de inmediato a un médico.

  •  Entumecimiento súbito o debilidad facial, del brazo o la pierna, especialmente de un lado del cuerpo
  •  Confusión súbita, o dificultad para hablar o comprender el habla
  •  Súbita dificultad para ver con uno o ambos ojos
  •  Dificultad súbita para caminar, mareos, o pérdida del equilibrio o la coordinación
  •  Dolor de cabeza grave súbito sin causa conocida

Otros signos de peligro que pueden producirse incluyen visión doble, somnolencia, y náuseas y vómitos. A veces los signos de advertencia pueden durar solamente unos pocos momentos y luego desaparecen.

Pero lo recomendable es ir inmediatamente a un médico para prevenir un ataque mucho más grave.

¿Cómo prevenir un ataque cerebral?

A continuación te comparto diez recomendaciones que pueden ayudarte a minimizar el riesgo.

  1.  Conocer la tensión arterial. La hipertensión es el principal factor de riesgo en la aparición de los ictus. Tener la tensión arterial alta puede multiplicar por cuatro las probabilidades de sufrir un derrame ya que obliga a nuestro corazón y arterias a hacer un esfuerzo extra para que la sangre llegue a todas las células de nuestro cerebro. Conviene tenerla vigilada y controlada.
  2. Realizar ejercicio físico con regularidad. El ejercicio físico es clave para mantener un corazón fuerte y unas arterias limpias y los mejores aliados en la prevención.  Con caminar una hora a diario el corazón recibe la dosis de ejercicio que necesita.
  3. Dejar de fumar. El cigarrillo eleva de una manera vertiginosa el riesgo de sufrir un ictus y es el principal factor de riesgo que se encuentra en personas jóvenes que lo han sufrido.
  4. Conocer los niveles de colesterol. El colesterol, junto con el cigarrillo, son los principales causantes de creación de placa arteroesclerótica, favoreciendo la aparición de obstrucciones en las arterias que riegan el cerebro.
  5. Bajar de peso. La obesidad suele llevar asociada problemas como el colesterol o el sedentarismo y también enfermedad coronaria. Bajar diez libras puede reducir significativamente estos factores de riesgo.
  6. Control de azúcar. La diabetes, además de reducir la capacidad del páncreas para producir insulina, afecta a los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, haciendo que aumente la probabilidad de sufrir un ictus.
  7. Reducir el estrés. El estrés crónico aumenta por cuatro la posibilidad de sufrir un ataque cerebral  a lo largo de la vida.
  8. Mantener un ánimo sereno y positivo. Cultivar emociones como serenidad,  calma y mantener un estado de ánimo tranquilo y positivo pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir un ictus ya que ayudan a reducir la tensión arterial y reparar el sistema cardiovascular.
  9. Conocer las señales de alarma. Detectar un ictus a tiempo puede salvarte la vida y prevenir la aparición de secuelas. Ante estas señales no dudes en llamar al servicio de emergencia. Por ejemplo, experimentar la sensación de acorchamiento en la mano, o pierna o en la mitad del cuerpo. Balbucear y no ser capaz de hablar, o decir palabras sin sentido, sentir un lado de la cara dormido, perder la visión de un lado y dolor de cabeza persistente acompañado de vómitos que no identificamos como habitual en nosotros.
  10. Aumentar la reserva cognitiva. Leer, aprender un idioma, interesarte por cosas nuevas, escribir un diario, hacer tareas manuales, son experiencias que hacen a nuestro cerebro más resistente frente a las posibles secuelas de un ictus. Es lo que se conoce como reserva cognitiva.

¡Dejános un comentario!

Carlosnuel

Ing. En computación y WebDeveloper de profesión. Empresario y blogger de vocación, Libre y diferente por convicción. + de mi en xataka.com.mx y solucionesim.net/blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *